jueves, 2 de diciembre de 2010

OMAR ALEGRE: Muchas CONDICIONES, pocas CONCRECIONES


El centrodelantero Omar Alegre había debutado por el Metropolitano 1981, en un cotejo que River venció a Talleres de Córdoba por 1 a 0 en el Monumental, con gol de Pedro Vega. Ingresó justamente por el volante derecho, quien miutos después del tanto se lesionó. No volvió a jugar por el resto del certamen y tampoco en el segundo torneo del año, el Nacional.
El orden de los campeonatos se invirtió en 1982 y primero se disputó el torneo que incluía la participación de los conjuntos del Interior. Alegre jugó bien la primera fecha del triunfo frente a Nueva Chicago por 3 a 2, en campo de Huracán. Bajó su nivel en los dos 1 a 1 consecutivos (contra Sarmiento y Gimnasia de Jujuy) pero mostró sus buenas condiciones a pesar del empate sin abrir el marcador ante N. O. Boys en Rosario. Estuvo flojo la tarde del 1 a 5 en Núñez contra Boca. En los vestuarios, luego del cotejo, dijo lo siguiente: “La clave estuvo atrás y en el medio. Ahí nos equivocamos mucho; incluso yo, cuando bajé a buscar la pelota para llegar en gambeta... Me siento mal, sobre todo porque fue el primer superclásico y se me fue así, sin pena ni gloria y con una goleada en contra”, Volvió a jugar en forma mediocre en la derrota también como local ante Quilmes 3 a 2 y anduvo muy mal en la caída frente a Instituto en Córdoba por 3 a 0. Ahí el técnico Alfredo Di Stéfano decidió excluirlo. Pero lo tuvo que poner en el segundo tiempo en la fecha siguiente dada la opaca actuación del equipo, ingresando por Jorge Tévez cuando River perdió con Independiente Rivadavia de Mendoza 2 a 1.
Pasaron tres fechas y recién volvió a ingresar por Pedro Vega en la etapa complementaria de la victoria 2 a 0 contra el Gimnasia jujeño y en el partido siguiente lo mismo por Roberto Gordon en el empate 1 a 1 frente a N. O. Boys. Jugó de entrada en forma discreta contra Boca (0 a 0 en la Bombonera) pero fue la figura en la jornada siguiente, cuando hizo dos goles en el triunfo 3 a 2 ante Quilmes. Pero de nuevo su nivel decayó notablemente en los dos últimos partidos del certamen: los millonarios perdieron 3 a 2 frente a Instituto y 4 a 2 contra Independiente Rivadavia de Mendoza. River no lograba clasificarse.
Comenzado el Metro 82, ingresó sobre el final del primer tiempo en la tercera fecha, cuando River perdió en Santa Fe 2 a 0 contra Unión. Entró como titular frente a Velez (foto, marcado por Vicente Pernía) y decepcionó, el día que Alonso jugando para los de Liniers le hizo un gol al cuadro de sus amores y no lo festejó: la hinchada local lo ovacionó. Para colmo, Reinaldo Merlo fue expulsado y eso motivó que Alegre tuviera que ser reemplazado por Enrique Nieto.
No conformó su rendimiento en la caída frente a Talleres en Córdoba y recién volvió a ser titular fechas más tarde, en el empate 1 a 1 contra Platense en Velez. Jornadas después, fue baja su producción en la derrota 1 a 0 frente a Independiente en Avellaneda y recién volvió a jugar desde el inicio en las fechas finales del certamen, cuando River le ganó a Instituto 1 a 0 en el Liberti y en la derrota 2 a 0 contra Chicago en Mataderos, cumpliendo mediocres actuaciones. Fue todo. Fue poco. Muchos hinchas y dirigentes habían depositado ilusiones en el talento de Omar Alegre, pero no pudo plasmar todo lo que sabía en un River cargado de problemas. Sólo aquellos dos goles al cervecero y alguna buena actuación aislada fueron los puntos destacados de su opaca trayectoria en la Primera de River.

2 comentarios:

  1. Impecable seguimiento, un lujo y de "aquellos años locos". Jugaba bien Omar Alegre, pintaba lindo, no pasó nada, y en el 84 creo, vino al Monumental con la camiseta de Platense, una tarde de lluvia y muy poco público. Siguió en el fútbol del Norte argentino.
    Norberto

    ResponderEliminar
  2. un pitu abelairas o un Rene Lima ochentoso , prometia mas de lo que dio , andar eleganter y termino su campaña en forma intrascendente en Gimnasia y Tiro de Salta en los 90. Recuerdo ese partido ante Quilmes en la vieja cancha del cervecero que fue su gran partido en River. Una camada que dejo poco y nada , salvo el Chino Tapia, , Gordillo ,Vieta y de Vicente el resto (Vega, Messina,Savarese, Russo , Ferrero, etc) pasaron sin pena ni gloria por el club.

    ResponderEliminar